12 junio 2007

El Hatillo

Ubicado al Sur-este de la ciudad de Caracas, El Hatillo es un hermoso pueblo que ha mantenido su tradición arquitectónica y sus costumbres a lo largo de los años, y por medio de un decreto gubernamental ha sido declarado Monumento Nacional, formando parte del patrimonio cultural del país. Esto ha permitido que hoy en día sea uno los sitios de interés turístico más importantes de la denominada Gran Caracas.

Originalmente la zona estuvo poblada por indios de la tribu Mariche, quienes se enfrentaron con valor a los conquistadores bajo la jefatura de los caciques Aricabacuto y Tapiaracay, quienes a su vez estaban bajo el mando del gran cacique Tamanaco.

En el año 1752 arriba a El Hatillo, procedente de Cádiz, España, don Baltasar de León García, quien estuvo preso por haber cooperado con su padre en la insurgencia de los canarios contra la compañía Guipuzcoana. Una vez asentado en estas tierras, solicitó al Obispo Diez Madroñero el permiso necesario para construir una capilla, bajo la advocación de Santa Rosalía de Palermo, el cual fue otorgado y se construyó de bahareque y techo de palmas la que hoy conocemos como Capilla de El Calvario e inaugurada el 4 de septiembre de 1766, día de la Santa. Don Baltasar luchó por hacer de El Hatillo un pueblo separado de Baruta, y obtuvo que fuera Parroquia: el 12 de junio de 1784. El Hatillo, como todo pueblo venezolano, tiene su Plaza Bolívar donde se honra la figura del Libertador, y en ella se dan cita propios y extraños. La estatua pedestre de Bolívar está orientada hacia la iglesia.



create your own slideshow

Alrededor de la plaza encontramos, en primer lugar, la Iglesia de Santa Rosalía de Palermo, que data del siglo XVIII y fue declarada Monumento Histórico Nacional en el año 1960; en el interior se encuentran imágenes de la época colonial de Santa Rosalía de Palermo, el Cristo Crucificado, la Dolorosa y San Juan.
Al pasear por sus angostas y empinadas calles, el visitante disfruta el encuentro de una arquitectura propia de las zonas montañosas, casitas sencillas pero hermosas, con sus paredes pintadas en tonos vivos de rojos, azules, verdes, amarillos, todas diferentes, lo que hace de éste el pueblo de los colores, gran parte de ellas dedicadas al turismo donde el visitante encuentra las tiendas típicas, que son muchas y variadas, y sus calles coloridas, su ambiente de fiesta. También ofrece un amplio espectro en el área de la gastronomía, en los cafés y restaurantes que nada envidian a otros centros y a otras urbes. En El Hatillo se puede disfrutar de la mejor comida tradicional venezolana, con ese sabor casero que tanto apreciamos aquí. De igual modo se puede disfrutar de platos de alta cocina francesa, italiana, española y mexicana, tan de moda hoy en día. La dulcería típica venezolana, con sus churros, sus tortas, los dulcitos de la abuela que disfrutamos de niños se colocan al lado de la pastelería europea, lo que hace que cualquier hora del día sea propicia para disfrutar ante una mesa, un buen café, una excelente escenografía y la calidez de los habitantes de Venezuela, que en este pueblo se hace sentir en cada detalle.


13 han compartido su opinion:

Gerardo Omaña dijo...

Después de leerte con vocación turistica me que el placer de haberlo hecho y ver fotos que tenia 18 años sin recordar.
Gracias por esa entrega..

Hundo mis manos en el fondo AZUL de tus letras y me alegro buscando tú alegría.

Recorro el abismo flotando en sensaciones y tu alma me llega florecida;
te detecto y mi nervio enloquecido te abraza y te bendice felíz de haberte hallado.

Recibe un beso en tu alma.

Waipu Carolina dijo...

¡Qué hermoso lugar!
Tengo tan bellos recuerdos con mis hijos, con mis amigas profes que siempre nos ibamos allí de fin de curso,con mis hermanos a pasear y comer esos dulcitos que comentas, a comprar alguan bella artesanía.
Estuve en Caracas en enero Rosa y visitamos el Hatillo, tengo bellas fotos del lugar y videos.
Me encanta que nos enseñes este lugar tan lindo!

Laura dijo...

Para cambiar de rutina, es sabroso ir al Hatillo, meterse en uno de esos restaurantes, y comerte algo rico, pasear por el pueblo o sentarse en la plaza Bolívar te da la sensación de que estas muy lejos de Caracas.

Saludos.

alida dijo...

Me encanta el Hatillo, alrededor de la plaza hay un chichero mmmm que ni te cuento que rica chica vende con leche condesada y canela en polvo encima

IMAGINA dijo...

No conozco al chichero de Alida, pero me entraron unas ganas de chicha...mmmmm.
El Hatillo es una nota. Cuando mi hija era pequeñita íbamos con bastante frecuencia a darle de comer a las palomas de la plaza.
Lo único que no me gusta es el montruo de Centro Comercial que le clavaron y cuya arquitectura, para variar, no tiene nada que ver con la del lugar.
Estas cosas me dan mucha rabia, pero bueno, parece que a nadie le importan demasiado.
Un besote,

La Guarida dijo...

Saludos, saludotes, me encanta el Hatillo, por mi, viviria en esa gran zona, su clima, su gente, la plaza, los churros, cada ves que vamos a Caracas procuramos pasar un rato a desayunar o pasear en la tarde, otra cosa que nos gustaria es visitar Las Islas Canarias, a lo mejor nos aventuramos y preparamos una ruta bloguera Internacional..exitos desde La Guarida...ahhh y ya vi el meme que le toco hacer...este muy bueno..abrazos..

merak dijo...

voy a tener que organizar un viaje allí...porque lo has puesto... y encima ya has puesto lo de los churros y juer...!!!
besos

EUCHY dijo...

Excelentes datos históricos... los que vivimos aquí pasamos siempre y a veces uno no sabe de dónde viene todo eso!
Saludos.
Eugenia.-

JENNY dijo...

Rosa, eres lo máximo, cuadno no solo descubres el Hatillo, sino ademas descubres la historia! Es que no tenía ni idea!

Me encantaba pasear por el Hatillo y dejarme tentar por cuanta tiendita, chiringuito de comida había! La última vez que fui, estaba el mini-zoo y llevé a mi hijo mayor! Se la pasó en grande!

Esto hace que extrañe más!

Me voy a llorar a un rincón!

Un beso!

Pilar dijo...

Un lugar maravilloso, gracias por compartir con nosotros esos rincones tan bonitos.
Un beso

Cho dijo...

Ahh yo estoy como Jenny.. casi me pongo a llorar al leer y ver las fotos... yo vivia cerca por lo que me la pasaba alli... me trae full recuerdos y unas ganas locas de ir.
Un abrazo,

Rosa dijo...

Gerardo gracias a ti por venir
Carolina, como camina uno sube y baja calles
Laura es que hay tanto para escoger y cosas tan ricas
Alida fui a un matrimonio civil hace años cando aun no habia el estacionamiento grande, deje el carro en la plaza y me pusieron mi unica multa jajaja
Imagina el centro comercial de verdad quedaria mejor en otra parte porque ademas ha hecho que aumente el trafico
guarida es un lugar rico para cenas romanticas, yo no conozco las islas pero todo el que va queda encantado
merak tu eres de los mios en lo de comer, pero yo de ejercicio na de na
euchy si supieras que yo tambien aprendii bastante leyendo para el post resulta que el señor Baltasar de Leon se caso con una señora Perez por quien despues nombraron el Hospital Perez de Leon de petare donde trabaje y no me sabia el cuento
jenny no me digas eso, esa no es la idea, quiero que recordemos nuestras cosas buenas siempre con alegria por tenerlas
pilar de verdad ess un pueblito muy lindo y han sabido sacarle partido para el turismo lo que hizo que no se destruyera
cho te digo como a jenny no se me ponga triste y cuando regreses disfrutalo

Caty dijo...

Me encanta ese lugar! para mi no ha cambiado desde siempre! (bueno...si ha cambiado...recuerdo cuando tenia muchos amigos "hippies" que vivian alli...ja ja ja ja!

GRACIAS ROSA! por este post!

ahhhhhhhhhhhh, quisiera ir HOY

 
Contador gratis ir arriba