22 junio 2007

Los sueños se hacen realidad

Este post sera un poco largo pero vale la pena leerlo, en realidad lo copie de un foro ( Noticiero Digital) pero me pareció excelente para recordarnos que hay que soñar y luchar por los sueños.
Para los amigos españoles les diré que el jurado Simon es peor que el Risto de Operación Triunfo, lo he visto en acción y tendría que escribir groserías para describirlo

Aunque las películas traten de convencernos de lo contrario, todos entendemos que los sueños, sueños son - al menos, para la enorme mayoría de los seres humanos. Esta es una historia extraordinaria que nos recuerda que, algunas veces, los sueños se hacen realidad… de la mano de un concurso de televisión.

Esa historia es la de Paul Potts, un galés de muy humilde extracción que con su diente partido y su traje barato, llegó a la audición de Britain’s Got Talent (”Gran Bretaña tiene talento”, un concurso inglés) diciendo que iba a cantar nada menos que “Opera”.

Los rostros de los jurados (entre ellos, el amado y odiado Simon Cowell de American Idol) fueron de burla, sarcasmo y fastidio. Pero apenas entonó los primeros versos del aria Nessun Dorma, los jurados quedaron boquiabiertos y el público se puso de pie para ovacionar al tímido vendedor de celulares.

“Así que trabajas en Carephone Warehouse, y ¿eres capaz de hacer eso? Esto no me lo esperaba… ha sido una corriente de aire fresco”, dijo Simon. “Creo que estuviste absolutamente fantástico”. La jurado Amanda Holden no pudo sino llorar, y comentarle “tenemos el caso aquí de un pequeño trozo de carbón que se va a convertir en diamante”. Tres millones de vistas de su primera audición en YouTube lo confirman.

Tras ocho semanas de competición fue declarado ganador del Britain’s got Talent y seguramente, muy pronto, estará vendiendo discos en lugar de teléfonos. “Toda mi vida me he sentido insignificante. Tras esa primera audición, me di cuenta de que soy alguien”, dijo Potts.

Algunos conocedores de la Opera comentan y señalan los defectos de Potts, olvidando que su formación como cantante se vio truncada por un tumor, y luego un accidente en moto, circunstancias que le impidieron costearse los cursos que había comenzado a tomar en Italia. Había gastado ya unos 30.000 dólares en clases.

Antes de su accidente logró ser seleccionado para una clase especial con el propio Pavarotti, y cantar en algunos conciertos en su país natal. Pero, estando fuera del circuito operístico semi-profesional y con el dinero contado, ya no tenía nada que perder, así que se inscribió en el concurso.

Para la semifinal, Potts escogió “Con té partiró”, tema que hizo mundialmente famoso a Andrea Bocelli. Tras su actuación, la jurado Amanda Holden le confesó que su abuelo había fallecido recientemente, “voy a votar por tí, pues él quería votar por tí y yo voy a hacerlo en su nombre”. Para Simon, siempre conocido por sus desprecios a los concursantes, “fue mágico”. Para su gran final, regresó al tema de su audición: el Nessun Dorma (Que nadie duerma), aria final de la ópera Turandot, que esta vez sí pudo interpretar entera:

10 han compartido su opinion:

Alexis dijo...

pues canta estupendamente, tube que ponerlo por dos veces, porque mi ingles es regular, para ccoger la entrevista, me alegro por el.

-Leonardo Miquilena- dijo...

hola rosa pasando a saludarte... y desearte lo mejor.. espeor la estes pasando bien.. saludos..

Caty dijo...

bella la historia Rosa! gracias por contarla! Un beso

RA dijo...

Rosa me has puesto la carne de gallina y los pelos en punta con este post. Me gustaría ver al cantamañanas del risto en la situación del Simon este. Muchas veces las apariencias engañan y nunca hay que guiarse por la primera impresión. Tienes razón que ti se tiene un sueño, hay que luchar por conseguirlo.

Besos,
Ra

Waiting for Godot dijo...

Me ha encantado este Post, no sabía que esto había pasado y me fascina conseguir ejemplos así Rosa, gracias por compartirlos! Besotes.

El Trimardito dijo...

Mi querida Rosa,
Lo ví, lo sentí y fué casi como presenciarlo en vivo.
Paul Potts, es increíble, luchó durante 10 años para lograr su sueño y mirenlo llegó al final.
Lo increíble es que un juez como Simon Cowell, conocido por despreciar y hacer sentir como una basura a los concursantes de American Idol, quedó impresionado desde el momento que lo vió por primera vez en la audición. Hasta el punto que el mal geniado Simon, lo admira.

Gracias por este post.

Saludos!!

Cho dijo...

Wao! Leer la historia también me puso la piel de gallina y al oírlo cantar… En verdad es fantástico!, y eso que no soy muy amante de la opera.
Bello post Rosa
Un abrazo ♥

JENNY dijo...

Rosa, dónde me sacas historias tan conmovedoras???

Lo que escribes en mi post, aumenta aún más mi desaliento... o, el niño no irá a Ccs y nosotros tampoco por un laaaaargo tiempo.. qué vaina!

Un beso!

JENNY dijo...

Estoy con los pelos de punta de escucharlo, desde que te escribí el comentario anterior, solo me he dedicado a ver los videos en youtube y estoy emocionada!

Traspasó la pantalla, es alucinante la forma de cantar, el sentimiento que pone y lo humilde que es! I LOVE PAUL!

Un beso!

Genín dijo...

Caray, gracias Rosa, yo habia oido hablar sobre el tema, pero se me habia pasado buscar en el tube.
Me alegro por el muchacho, que se le ve humilde, que ganara, y aunque está claro que no es una eminencia, lo hace lo suficientemente bien frente a un público que no tiene demasiada idea ni falta que les hace, son arias escogidas que llegan mucho y son fáciles de cantar, sin quitarle mérito al muchacho. Me alegro por el y gracias de nuevo por tu excelente trabajo.
Salud, Genín

 
Contador gratis ir arriba